ARTÍCULO – Macbeth por «Mathilda Lando de El Profesional»

MACBETH. Justin Kurzel. Reino Unido. 2015

“TENGO EN MI CABEZA IDEAS EXTRAÑAS QUE ES MEJOR EJECUTARLAS ANTES DE ESTUDIARLAS”

Macbeth-mic

Interpretación e ilustración de la frase por Laura Burgos. 

Esta es la adaptación cinematográfica número 16 que se hace de la obra de William Shakespeare, Macbeth, y su director, el australiano Justin Kurzel, estuvo a cargo de dirigir un elenco de primera categoría.

En primer lugar está Michael Fassbender, el germano irlandés que con sus fuertes rasgos británicos, da vida a un hombre con tal sed de poder, que perderá por completo la cabeza. Está fue la primera vez que Kurzel dirigió al actor con quien se volvió a encontrar en 2016 en el set de Assassin’s Creed, la adaptación del videojuego homónimo donde interpreta a Callum Lynch. A su lado, la francesa Marion Cotillard, aporta una carga dramática sin igual al ser la mujer que mueve los hilos de la conciencia de Fassbender, y quien no prevé jamás que su hombre amado se volverá en contra de ella misma.

imagen 1

Por encima de la sangre y las escenas bien logradas de batallas épicas, lo que más miedo causa de la cinta es pensar en un amor como el de Macbeth y su Lady Macbeth. La química entre ambos no está dada solo en función de crear una pareja ambiciosa; es química creada en un laboratorio donde se destila un amor ambicioso, manipulador, existencial, dramático y capaz de destruir todo lo que los rodea.

Otro caso es el del actor británico Sean Harris que parece tener un insignificante papel hasta que sufre las consecuencias de darle la espalda a un rey desquiciado.

Por otra parte, el espectacular uso de la cámara lenta al comienzo de la película es un recordatorio de cómo se deben adaptar grandes clásicos a la pantalla grande. Sin embargo, en muchos momentos la increíble fotografía -a cargo del ganador del Emmy, Adam Arkapaw- no logra una conexión total con los pasajes de la historia y puede ser en ocasiones, una sobrecarga para la continuidad de la película.

imagen 2

Cabe mencionar que el ostentoso film fue producido por los mismos que estuvieron detrás de El discurso del rey en 2010, aunque en esta oportunidad el tamaño de sus bolsillos no fue directamente proporcional a la acogida por parte del público.

Kurzel también contrató a su hermano Jed Danyel para encargarse de la banda sonora y en esa decisión, no se equivocó. Cada compás converge con las turbias emociones de los personajes, mientras que la amalgama de notas e instrumentos resulta en muchos momentos, lo más emocionante de la película.

Aunque vale la pena ver esta adaptación del clásico que fue escogida dentro de la selección del Festival de Cannes de 2015, esta no es una cinta para los más conocedores de la obra de Shakespeare, muchos de los cuales la han calificado como la peor versión.

Tampoco es una película para todos los días. Es más bien un llamado al que se asiste cuando el letargo emocional no quiere ser superado por una gran obra o cuando las largas noches de domingo, propagan la peste del insomnio.

ARTÍCULO POR MATHILDA LANDO

TRAILER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *