Una línea delgada: las mejores frases de “City Call Macao”, Shaohong Li

Obra nada fútil, llena de ráfagas atrayentes y climax sugestivos. Especial para amantes del juego.

“No hay lugar para la emoción en mi trabajo de línea.”

“Incluso el jugador más inteligente se equivoca a veces.”

“Deja que el pececito pelee. El pescador siempre gana al final.”

“Entonces, ¿por qué no eres rico? Porque tu apuestas con tus sentimientos.”

“La pobreza nos volvió locos. Nuestro antepasado era pobre.”

“No importa de dónde viene el dinero. El nos hizo pobres otra vez.”

“Nunca dejaré que nadie sepa cuánto no quería que se fuera, o cuánto me dolía.”

“Dejar de tomar significa poder tomar un trago sin emborracharse. En los juegos de azar, alejarse mientras estás delante de ellos significa que has renunciado exitosamente.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *